10 Reglas para saber si tu Idea se puede convertir en un gran Negocio


El mundo del emprendimiento se caracteriza por estar rodeado de un alto nivel de incertidumbre, podríamos decir que es “casi imposible” pronosticar con 100% de exactitud si una idea de negocios va a triunfar o va a fracasar, pero existen ciertos elementos que comúnmente se encuentran en las empresas más exitosas de nuestra época… ¿Cuáles son esos elementos?

En Founder Institute, una red global de startups y mentores que ayudan a emprendedores a iniciar empresas exitosas, han publicado un interesante listado con 10 elementos clave que debe tener toda idea para que pueda llegar a convertirse en un gran negocio.

No significa que si a tu idea le falta alguno de estos elementos está condenada a fracasar, pero si logras mezclar todos estos elementos en tu idea o priyecto de negocios, las probabilidades de éxito serán mucho mayores.

A continuación te comparto estos 10 elementos para que los tengas en cuenta para el desarrollo de tu idea, startup o empresa.

idea en gran negocio

1. Sientes pasión por tu idea

Cada iniciativa empresarial debería comenzar con una gran pasión, porque ni siquiera el dinero es un sustituto para la pasión.

Es importante tener en cuenta indicadores financieros, estudios de mercados, tendencias, etc. Pero también es fundamental que trabajes en aquellas ideas que te apasionen fervientemente, solo así serás capaz de luchar por sacar adelante tu idea aunque el panorama sea opaco y las cosas no anden bien.

Si sientes una gran pasión por tu idea y estas dispuesto a luchar incansablemente por ella, ten por seguro de que vas a ser capaz de superar cualquier obstáculo que se interponga en tu camino.

2. Tu idea es sencilla

Es importante que desde el principio pienses en grande y visualices tu negocio como algo fascinante, pero no se debe confundir el tener una gran visión con querer crear “la octava maravilla del mundo”.

Albert Einstein decía que “La genialidad consiste en hacer simples las cosas complicadas”, y precisamente bajo esa premisa deben desarrollarse las grandes ideas de negocios. Apple seguía muy al pie de la letra este principio y por esto sus productos siempre se desarrollan con base a la experiencia del usuario y con base a la usabilidad.

Trabaja por hacer que tus ideas y productos sean lo más sencillo posible, recuerda que el cliente no quiere complicarse, él solo quiere soluciones que hagan más fácil su vida.

3. Una sola fuente de ingresos es suficiente para soportar todo el negocio al principio

Un error común de los emprendedores es creer que entre más fuentes de ingresos tenga su negocio, será mucho mejor. Los expertos recomiendan enfocarse en una sola fuente de ingresos cuando su negocio se encuentra en una etapa inicial, si una sola fuente es suficiente para soportar todo el modelo de negocios, entonces tienes en tus manos un negocio con mucho potencial; en caso contrario, debes replantear tu modelo de negocios.

También es un error comenzar tu empresa sin tener perfectamente claro el cómo vas a generar ingresos. Existen excepciones como Google e Instagram que comenzaron sin siquiera tener la menor idea de cómo iban a ganar dinero, pero emprender con la esperanza de que tu negocio se desarrolle de manera similar a las dos compañías mencionadas es como comprar un billete de lotería, solo que jugar la lotería requiere de menos esfuerzo y dinero.

4. El proceso de generación de ingresos es simple

Desde el principio debes tener completamente claro cuáles son los pasos para ganar cada dólar en tu negocio. Si tienes un modelo de negocio con un proceso de generación de ingresos demasiado complejo y con muchos pasos, será mucho más difícil de construir y ejecutar. El proceso para generar ingresos debe ser lo más simple posible desde el principio.

5. Conoces al cliente

Es necesario conocer claramente a tu segmento de clientes; ¿Quiénes son? ¿Qué es exactamente lo que necesitan? ¿Por qué lo necesitan? ¿Qué están dispuestos a hacer para satisfacer su necesidad? ¿Cuáles son sus aspiraciones en la vida?… en fin, debes tener un arquetipo muy específico.

Un error común es no ser lo suficientemente específicos en la definición del perfil de nuestros clientes. La información que obtengas de tu segmento de clientes será fundamental para el desarrollo de tus estrategias.

6. Conoces el mercado

Conocer el cliente es importante, pero también es muy importante conocer a fondo el mercado al que pertenece tu empresa. Presta atención a las tendencias del mercado, lee, intercambia experiencias, asiste a seminarios, capacítate constantemente y procura convertirte en sobre la industria en la que compites o vas a competir.

7. El mercado es lo suficientemente amplio

Tu idea puedes ser extremadamente fantástica e innovadora, pero difícilmente va a convertirse en un gran negocio si no cuenta con un mercado potencial lo suficientemente grande.

La habilidad para detectar nichos de mercado con potencial o mercados en crecimiento, es fundamental en todo emprendedor o empresario que desee alcanzar el éxito.

8. Sabes cuál es el “ingrediente secreto” de tu idea de negocio

Toda gran empresa tiene un ingrediente secreto que lo diferencia de cualquier otra empresa del mercado. Es un gran error comenzar un negocio sin tener claro cuál es nuestra propuesta de valor y cómo vamos a diferenciarnos de los demás.

Tu ingrediente secreto debe ser completamente original y absolutamente atractivo para tu segmento de clientes.

9. Intenta “matar” tu idea

Es muy fácil “enamorarnos” de nuestra propia idea (después de todo es como nuestro bebe, y nadie ve feo a su propio bebe). Encontrar cosas positivas sobre nuestra idea es fácil, pero cuando te encuentras en la etapa inicial de tu emprendimiento debes identificar aquellas cosas que hacen mala tu idea.

Trata de “matar” tu idea. Busca las cosas negativas en ella y luego trabaja en eliminar cada uno de los aspectos negativos que encuentres. Al final tendrás una idea con argumentos mucho más sólidos para continuar con ella.

10. Comparte tu idea

Vivir guardando con recelo tu idea por temor a qué alguien te la “robe” es extremadamente perjudicial, especialmente en estos tiempos donde la colaboración colectiva se ha convertido en parte fundamental para el desarrollo de empresas.

No tengas miedo de compartir tu idea, todo lo contrario, sal y escucha las opiniones de los demás, recibe retroalimentación y aprovecha las criticas para mejorar tu idea.

¿Qué otro elemento consideras fundamental para que una idea se convierta en un gran negocio?

Fuente: Negocios Y Emprendimiento

Acerca de fabiancouto

Nacido en Montevideo, Desarrollador de software en @brujula_talk & owner de @TrabajoBalear. Adicto a la ironía y al sarcasmo. En busca de sabiduría y felicidad.

Publicado el 6 junio, 2013 en General y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: