Las pequeñas cosas pueden hacer grande tu negocio


Hay una fábula empresarial titulada: “La actitud importa”, en la cual se denota la importancia de las cosas pequeñas, o aún mejor: la importancia de las cosas aparentemente pequeñas. Cosas que marcan la diferencia y para muchos son aparentemente pequeñas porque son muy simples y fáciles de lograr, pero aun así muchos no las aplican ni las ponen en práctica.

Dale una mirada a la siguiente fabula empresarial y entenderás de que se trata todo esto de las cosas aparentemente pequeñas:

“Un alto ejecutivo de una empresa de la industria de la informática de los Estados Unidos se hallaba en un viaje de negocios en Tokio. A pesar de su cargo, era un hombre muy humilde y compartía todos sus éxitos con sus empleados. Al finalizar todas sus reuniones, se dirigió a un centro comercial para comprar chocolates y regalos para sus empleados en su país.

Al entrar en el centro comercial, una dama le regaló una cálida sonrisa y le dio la bienvenida; esto lo tocó mucho y se sintió bien, no pudiendo olvidar la calidez en su sonrisa. Él se fijaba en ella mientras compraba; ella daba la misma sonrisa a todos los clientes que entraban al centro comercial.

pequeñas cosas negocio

El ejecutivo comenzó a preguntarse si alguna vez se sentiría ella cansada de hacer lo mismo una y otra vez, así que se encaminó hacia ella y le preguntó:

– “Mi querida dama, ¿no está usted cansada de hacer este trabajo y cuánto tiempo ha estado haciéndolo?”

La dama sonrió y dijo:

– “No, señor, yo he estado trabajando aquí por los últimos 10 años y me gusta mi trabajo”.

El ejecutivo quedó asombrado con la respuesta y peguntó de nuevo:

– “¿Cómo es que ha estado haciendo esto por 10 años y por qué le gusta su trabajo?”

La dama sonrió de nuevo y dijo:

– “Señor, es porque así sirvo a mi país”.

La respuesta le pareció un tanto divertida al ejecutivo y dijo:

– “¿Sirves a tu país sonriendo?”

La dama dijo:

– “Sí, señor, yo sonrío y todos los clientes que llegan al centro comercial se sienten felices y relajados. Compran más, mi jefe está feliz y me paga más. Y como me paga más, yo puedo atender mejor a mi familia. Y ya que yo puedo atender mejor a mi familia, ellos están felices. Cuando los clientes nos compran, la demanda por los productos aumenta, y al hacerlo, hay más fábricas. Y cuando hay más fábricas, hay más empleos. Y cuando hay más empleos, la gente en el país está feliz. Como la mayoría de nuestros clientes son extranjeros, hay entrada de divisas, y como hay entrada de divisas, nuestro país tiene mucho dinero y se vuelve más rico cada día. La gente como usted, que le agrada nuestro servicio, visita nuestro país más a menudo, le contará a su familia y amigos. Así, mi país consigue más visitantes, más dinero, más empleos y más gente feliz. Así es como sirvo a mi país”.

Sorprendido con su actitud, el ejecutivo le dio las gracias y regresó a su país con el objetivo de realizar todo lo necesario para conseguir replicar esa actitud entre todos sus empleados”

En busca de Ventajas Comparativas: prestar excelente servicio

Las cosas pequeñas se quedan de ese tamaño (pequeñas) si y solo si no le aplicamos la actitud suficiente. En nuestras empresas con total seguridad podemos mejorar el servicio al cliente a través de un buen desempeño en los productos/servicios, servicio post venta, mantenimiento, entre otras opciones validas; pero además que tal si le agregamos excelencia en el servicio. Y esto se logra estableciendo contacto humano, relaciones, forjando contacto, transmitiendo empatía por el cliente, sonriendo honestamente.

Como decía Antoine De Saint Exupery: “El sentido de las cosas no está en las cosas mismas, sino en nuestra actitud hacia ellas.”

Si tienes un negocio comienza a fijarte en los pequeños detalles y desarrolla una ventaja comparativa a partir de ellas, verás que tus clientes sentirán deseos de volver una y otra vez.

“La grandeza de la vida se encuentra en los pequeños detalles”

Ivan Carrizosa
Sígueme en Twitter: Seguir a @ivancarrizosa

Fuente: Negocios Y Emprendimiento

Acerca de fabiancouto

Nacido en Montevideo, Desarrollador de software en @brujula_talk & owner de @TrabajoBalear. Adicto a la ironía y al sarcasmo. En busca de sabiduría y felicidad.

Publicado el 22 mayo, 2013 en General y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: