Virtuosos aquellos que dominan su mente.


La calidad de la vida está determinada por la calidad de los pensamientos.

En muchas ocasiones nos dejamos guiar por sensaciones, muchas de ellas no muy positivas, probablemente influenciados por otras personas que puedan encontrarse perturbadas por ideas que buscan conspiraciones en todas las situaciones de la vida. Lo cierto de todo ésto, es que no creo en las conspiraciones, que las cosas suceden mayoritariamente por una serie de sucesos, aquellas personas que creen que varios se confabulan en su contra simplemente padecen del síndrome “centrum mundi”, en el que no importa que otros factores y casualidades sucedan en la vida, todo está perfectamente calculado para que la caca de paloma le caiga arriba de la cabeza, siempre.

Te preguntarás ¿a quién afecta éste síndrome? Lo cierto es que a todos. En todo momento que nos ha pasado algo en la vida que no podemos explicarnos porque sucede, creemos que se encuentra instrumentado para atacarnos a nosotros mismos como personas; la traición de un amigo, el abandono de una pareja, un despido en la empresa o una simple llamada de atención por parte de alguien ya nos alcanza para hacerlo algo personal, pensando que se nos ataca por algún motivo el cual desconocemos. Lo cierto es que no somos el centro del mundo, la gente toma decisiones aunque algunas de ellas sean inspiradas por sensaciones etéreas, y puede que nos afecten. Es tan simple como ello.

¿Que es lo malo de esos estados de la mente perturbados? Que muchas veces nos estancamos durante un tiempo prolongado, perdiendo nuestro poder de acción pensando en la razón de los cambios de nuestra vida, en que motivos han llevado para que sea todo diferente y nos olvidamos de perseguir nuestros propios sueños, aquello que nos hace verdaderamente feliz.

Es algo difícil, para todos evidentemente, controlar esas emociones negativas que nos trastornan y más cuando se tratan de personas muy cercanas a nosotros mismos. Considero que en nuestra mente están todas las emociones y depende de nuestro propio poder y autodeterminación permitir que las emociones positivas, aquellas que nos hacen sentir a gusto con nosotros mismos predominen sobre aquellas que nos generan fatiga y sólo nos hacen perder el tiempo de nuestra vida con malas experiencias, al final, la realidad es subjetiva y seremos tan negativos ante ella como nuestras emociones nos hagan ver las situaciones.

Si quieres comenzar a cambiar, mi consejo es que comiences a rodearte de gente positiva y te olvides de los negativos, aquellos que parece que tienen excremento untado en la nariz, “todo huele a mierda”,  que te hacen sentirte incómodo contigo mismo y te transmiten ideas nocivas.

Acerca de fabiancouto

Nacido en Montevideo, Desarrollador de software en @brujula_talk & owner de @TrabajoBalear. Adicto a la ironía y al sarcasmo. En busca de sabiduría y felicidad.

Publicado el 10 febrero, 2012 en Personal y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. buen articulo amigo lo leo completo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: